lunes, 31 de mayo de 2010

Evaluación en relación a la salubridad de los productos de Coca Cola Company


Casi todas las grandes corporaciones publican en forma periódica voluminosos informes ambientales y sociales, y Coca Cola Company no es la excepción al adquirir este tipo de conducta con el afán de mostrar sesgadamente una conducta optima hacia la humanidad.


Y es así que contratan encargados de derechos humanos y han establecido "códigos de conducta"; mediante estas normas de comportamiento, las empresas se autoimponen reglas (a veces más estrictas, a veces menos) tendientes a respetar los principios ecológicos y sociales (incluidos los de salubridad).


Nuevos conceptos hacen su ingreso en las asambleas de juntas directivas y en las respectivas páginas web y en realidad ahora podemos observar todo un portal de Coca Cola Company destinado a las Responsabilidad Social Corporativa.

Además del shareholder valué (el valor bursátil de una empresa, tan importante para los accionistas), ahora se incorpora el stakeholder valué: según esta filosofía, sólo podrá tener éxito en la economía de mercado aquel que actúe en forma correcta frente a todos los grupos afectados por un negocio. Entre esos diferentes grupos se encuentran los trabajadores y los clientes, así como también el medio ambiente, salud de la comunidad y los países en los que opera una empresa. Lo mismo se transmite a través de otros conceptos tales como Corporate responsibility y corporate citizenship: que es el accionar comercial de una firma no se limita sólo a criterios económicos, comprende también una responsabilidad social; sí, las firmas incluso quieren ser "buenos ciudadanos" de un país o de todo el planeta.


¿Por qué las críticas se concentran precisamente en las marcas más famosas tales como Coca Cola Company?


Por un lado, hay razones puramente pragmáticas: las marcas tales como Coca Cola Company basan su poder en una imagen que ha sido cuidada con inversiones publicitarias de muchos millones. Ese es precisamente el flanco por donde se las puede atacar. Si las marcas se presentan a sí mismas como muy modernas, sociales, saludables, amantes de la sana competencia, de los niños, de lo multicultural, de la mujer, de la familia, la salud del mundo y del medio ambiente, es lícito juzgarlas de acuerdo con los parámetros que ellas se imponen.

De forma tal que Coca Cola basa su campaña en realidades falsas y es el objetivo de la campaña crear conciencia de esto y vencer a los millones de dólares que se invierte en campañas publicitarias y que la comunidad local e internacional vea la verdad, y consecuentemente con la discriminación que se realice a esta empresa, sus normas de conducta será mejor respetadas y Coca Cola Company se convertirá en un "Buen Ciudadano"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada